Home > Blockchain > Los riesgos regulatorios del sector DeFi
Los riesgos regulatorios del sector DeFi

El rápido crecimiento de la financiación descentralizada, DeFi, hace que sea mucho más probable que en los próximos meses lleguen nuevas regulaciones para este ámbito criptográfico.

El gran aumento en el uso Defi se ha convertido en un espacio utilizado para el lavado de dinero que lo pondrá en el punto de mira de las autoridades regulatorias. De esta forma, es muy probable que lleguen medidas con las cuales se establezca una normativa legal que los regule.

Desde el inicio de 2020, el valor de las coberturas de monedas virtuales aseguradas a través de plataformas DeFi se ha incrementado hasta alcanzar los 9.000 millones de dólares. Esto supone un aumento del 1200%.

Por su concepción, DeFi no cuenta con permisos y se trata de un sistema descentralizado, por lo que a diferencia de lo que ocurre con los exchanges centralizados, no hay ningún requisito KYC para los usuarios. Estos operan más allá del control regulatorio y gubernamental y esto genera cierta preocupación sobre el posible acceso ilegal a los servicios financieros.

Dicho de otra manera, teniendo en cuenta que los protocolos DeFi están concebidos para no tener permisos; cualquier persona de cualquier país puede acceder a estos sin tener que cumplir con ninguna regulación. Como resultado de ello, DeFi se puede convertir de forma sencilla en un refugio para quienes lavan dinero.

Descentralización total

Los protocolos DeFi consideran que pueden eludir la amenaza de la regularización, para lo cual es necesario recurrir a la descentralización total. Esto quiere decir que los entes reguladores no podrían proceder al cierre de estas plataformas aunque este fuese su deseo.

No obstante, la gobernanza y la escala de los protocolos DeFi varían considerablamente en lo que respecta a la total descentralización. Algunos de sus protocolos se encuentran con el respaldo de empresas que sí están altamente centralizadas. Por este motivo, crece la preocupación de que las entidades regulatorias puedan dirigir su atención al sector DeFi a medida que crece en importancia.

Asimismo, hay que tener en cuenta que el fiat necesita pasar a formar parte del ecosistema en algún momento, lo que acostumbra a llevarse a cabo a través de los exchanges centralizados tradicionales que cuentan cada vez con una mayor regulación.

Todo ello puede contribuir a que se originen listas blancas y negras masivas de direcciones blockchain; que se encuentren vinculadas a determinados exchanges, protocolos, tokens e incluso a usuarios. En el caso de que los exchanges centralizados tengan la imposibilidad de transferir criptomonedas a las direcciones del sector DeFi, los protocolos de este último es posible que se vean en la obligación de adoptar el KYC y otra reglamentación.

Si el protocolo DeFi logra estar lo suficientemente descentralizado y la entidad que lo respalda no es partícipe de operaciones diarias, no podrá obtener la calificación de Proveedor de Servicios de Activos Virtuales (VASP). Esto implicaría que esté inmune frente a la Regla de viajes del GAFI.

En cualquier caso, habrá que estar muy atentos a los próximos meses y la posibilidad de que lleguen regulaciones al mundo DeFi.

Puede que te interese
La adopción masiva de DeFi aún tendrá que esperar
La adopción masiva de DeFi aún tendrá que esperar
¿Por qué Defi es tan popular en las criptomonedas?
¿Por qué Defi es tan popular en las criptomonedas?
El gran riesgo de los protocolos DeFi
El gran riesgo de los protocolos DeFi
¿Hay regulación DeFi en Europa?
¿Hay regulación DeFi en Europa?

Nos encanta leer las opiniones tanto positivas como negativas del artículo